10
Dic
2013
0

Tubas del mundo: ¡Uníos!

Enfilo la recta final de este mes y medio de infarto con vistas puestas en las merecidas vacaciones de Navidad, aunque todavia faltan un par de intensas semanas para eso y tampoco serán tan calmadas como pueda suponer quien no. Los que me seguís con cierta asiduidad habréis notado una parada importante en cuanto a publicaciones últimamente y como ya os avisé en su momento, espero que no me lo tengáis demasiado en cuenta. Ahora mismo me resulta imposible dedicar un tiempo mínimo y de calidad. Por mucho que se empeñen los gurús de la blogosfera en la importancia de publicar cuanto más mejor yo prefiero traer contenidos de calidad, aunque de vez en cuando os cuele un post con mis actividades Ya estoy deseando tener algo más de tiempo libre para poder seguir dedicandolo a este espacio.

Entre tanto, y para que la espera se os haga un poco más amena, os dejo este artículo, que he dividido en dos partes. Hace algunos meses me pidieron desde la de la Associació Musical Ciutat de Benicarló -donde me crié musicalmente- que les escribiese un artículo para el anuario que cada año edita la entidad.  La primera intención siempre es aprovechar la ocasión para hacer un poco de “divulgación” sobre la tuba, y como en los últimos tiempos la comunidad tubística española está especialmente activa (o al menos esa es mi impresión) decidí hablar un poco a vuelapluma sobre las asociaciones de tubas y el por qué de su existencia. Coincidiendo con la celebración de Santa Cecilia se presentó la revista con el susodicho artículo, que tenéis a continuación:

 Tubas del mundo: ¡Uníos!

En poco más de dos años se han creado en nuestro entorno la Associació de Tubes i Bombardins de Catalunya (ACATUB) y la Associación Española de Tubas y Bombardinos (AETYB). Estas dos asociaciones tienen como objetivos comunes el intercambio y la divulgación sobre la tuba, el bombardino y todo aquello que les concierne.

¿Por qué en tan poco tiempo ha tenido lugar este “boom” de asociaciones de tubas? Como dijo aquel famoso inglés, vayamos por partes.

Los inicios

Conocer a grandes rasgos la historia de la tuba en España nos ayudará a entender la necesidad de corporativismo tubístico en nuestra geografía. Comencemos por el principio: Sabemos con seguridad que en el primer tercio del s.XIX ya existían bandas de música en España. Sin ir más lejos, en Benicarló existe documentación al respecto desde 1840. Aunque probablemente se fundó con anterioridad debemos partir de esta fecha, ya que mucha documentación anterior se perdió en momentos de conflicto. Por aquella misma época se estaba produciendo en Europa una “fiebre inventora” de instrumentos de metal, incorporando las recientemente inventadas válvulas, que permetían ejecutar la escala cromática con solvencia y calidad de sonido. Estos nuevos instrumentos se incorporaban rápidamente a las bandas –especialmente las bandas militares y los oficios religiosos al aire libre-, algunos con más fortuna y continuidad que otros, que fueron olvidados rápidamente. Entre las nuevas invenciones encontramos la tuba, que se había patentado en Alemania en 1835 y que, una vez integrada en la plantilla de la banda se ha mantenido hasta hoy.

Los compositores rusos, franceses y alemanes incorporaron enseguida la tuba a la plantilla de sus obras orquestales. Algunos, como Wagner, incluso se atrevieron a utilizar todos los miembros de la família (bombardinos, tubas bajas y contrabajas, althorns, etc…), escribiendo partituras muy comprometidas que requerían una técnica considerable. El hecho de tener un repertorio propio que “obligaba” a los tubistas a perfeccionar su técnica propició la aparición de especialistas: Alemania, Inglaterra y EE.UU. entre otros desarrollaron escuelas de tuba con métodos, repertorio y técnica propios;
incluso, en algunos casos como el inglés, instrumentos particulares.

En España la situación fue muy diferente: llegaron los instrumentos pero no vinieron acompañados de metodología o repertorio “comprometido” – el repertorio orquestal español con tuba era producido en el extrangero- que tocar. Como el funcionamiento de todos los instrumentos de viento-metal es similar el maestro solía ser común; incluso era frecuente que el mismo director fuera al mismo tiempo quien enseñaba a tocar todos los instrumentos de la banda. De esta manera, la tuba siempre fuen enseñada por profesores de otros instrumentos, muy habitualmente trombonistas que utilizaban los métodos de su instrumento. En estas circunstancias la formación era, a pesar de las buenas intenciones, deficiente, y la bibliografía específica de tuba (no digamos ya la de bombardino) prácticamente nula. En otras palabras, nuestra tuba nunca llegó a tener una escuela propia y nuestros tubístas tampoco podían acceder a referéncias externas por motivos políticos.

tubada 2013

Acatub Tubada’13

Esta fue la situación general hasta 1985, cuando se incorporó al cuerpo de cateráticos el primer profesor superior de tuba de España: Miguel Moreno. Él mismo nos contó durante una conferencia en la presentación de AETYB que se encontró una situación ciertamente complicada, al no disponer de referencias ni bibliografía sobre la que basarse. Hoy en dia, con el mundo entero al otro lado del móvil, nos cuesta hacernos una idea de la dificultad que suponía encontrarse en mitad de un desierto, pero en aquel momento había que ir a buscar el material al extranjero. Literalmente. Concretamente lo encontró durante un viaje a Nueva York, en una tienda que se convirtió sin buscarlo en la principal proveedora de material de tuba para toda España.

Con la disponibilidad de bibliografia, y vista la necesidad de esta nueva información para los tubistas de toda la geografía, se creó la Asociación de Amigos de la Tuba por parte del círculo tubístico madrileño (Miguel Moreno, Miguel Navarro, etc…). Su principal objetivo era divulgativo, así que enviaban a sus doscientos socios (muchísimos para la época) fotocopias del material por correo postal. De hecho, todavia hoy no es extraño encontrarse fotocopias de fotocopias de partituras con el sello de aquella asociación.

Sigue >>>

También pueden interesarte

Tuba Jaialdia VI
Michel Godard ACATUB
Michel Godard, El serpentón y viceversa
Treinta años de tuba en España (Tubistas del mundo ¡Uníos!)
Masterclass Acatub de tuba y bombardino