18
Mar
2019
0

Tenían veinte años y estaban locos…

Hay proyectos que tardan años en madurar, ideas que surgen sin haberlas buscado y que poco a poco van tomando forma y cuerpo hasta llegar a ser algo concreto. Es el caso de Tenían veinte años y estaban locos, que nació como una idea loca allá por 2014 junto a Begoña Zamacona y que tras varias tentativas escénicas finalmente el próximo sábado será representado en su forma definitiva dentro de la bienal de música contemporánea Isamota Faralenia, memorial Carles Santos, en Benicarló.

Tenían veinte años y estaban locos es un espectáculo de palabra y música para actriz y tuba procesada. Durante la función se interpretan once poemas de varios autores españoles contemporáneos (siete hombres y tres mujeres), nacidos entre 1985 y 1990.
Estos poetas comparten –cada uno con sus particularidades- visiones del mundo, referencias sociales y estéticas, lenguajes y modos de comunicación. Son, pues, exponentes de la nueva hornada de poetas que surgen con el cambio de siglo, pertenecientes a lo que se ha bautizado como generación millennial.

Generación millennial

Se denomina generación millennial (también llamada Generación Y) a los nacidos aproximadamente entre 1980 y 1995. En España son alrededor de ocho millones de personas, y crecieron inmediatamente después de la transición, el acceso al gobierno del socialismo y el mundial de fútbol del 82, en un momento en que la autopercepción de la sociedad española era de progreso y bienestar.
Fue la última generación que creció jugando en grupo en la calle (salvo la honrosa excepción de los pueblos), compartiendo música a través de cintas de cassette y consultando enciclopedias en papel. Se les inculcó la idea de que todo, siempre, iría a mejor; que había que estudiar una carrera para ser alguien de provecho, porque garantizaba el acceso a un mercado laboral de calidad.
Pero con la explosión de la burbuja inmobiliaria y su consiguiente crisis económica, la generación que había nacido con todo a su favor -la más y mejor preparada de la historia- es también la primera que vivirá con un bienestar inferior al de sus padres. Ello genera una incertidumbre vital que marca.

Del blog a la antología… y al escenario

Tenían veinte años y estaban locos. Antología de Luna Miguel para La Bella Varsovia.


Otra característica primordial de esta generación es que descubrieron Internet al mismo tiempo que esta se implantaba. Aprendieron a manejarse en el ciberespacio con los primeros buscadores y páginas estáticas y evolucionaron con la web 2.0, la aparición de redes sociales masivas y la posibilidad de disponer de espacios virtuales propios, como los blogs.
Precisamente de un blog (más concretamente de una página en la red social Tumblr) procede en su génesis este proyecto. Tenían veinte años y estaban locos es en realidad un perfil colaborativo en Tumblr, en el que se recopilan poemas de autores hispanohablantes nacidos entre 1983 y 2001. Estuvo activo desde 2010 a 2015.
En 2011 la editora Luna Miguel realizó una antología poética bajo el mismo nombre en edición de La Bella Varsovia, recopilando poemas de veintisiete autores menores de veintisiete años. Nuestra compañía recoge algunos poemas de esta antología y otros poemas que no siendo recopilados en este volumen sí lo están sus autores con otras de sus piezas.

Con todo ello, la poesía que presentamos es fresca, desenfadada y libre de academicismos encorsetadores; pero al mismo tiempo deja entrever que también ellos beben de fuentes actuales muy dispares. Las temáticas tratadas en los poemas son diversas: denuncia social, relaciones familiares, feminidad, educación, sexualidad, etc…

Poesía y tuba

Poesía y Tuba son dos conceptos a priori nada atractivos en el imaginario del público. La poesía suele retrotraernos a clases de literatura castellana, versos endecasílabos de autores atormentados y declamaciones apesadumbradas. La tuba, para quien consiga identificarla, se antoja un instrumento torpe y de sonido más bien chistoso.
Precisamente, en este proyecto apostamos por romper con estas ideas preconcebidas y poner sobre el escenario otras posibilidades. Partiendo de dos elementos de base tan inconexos y poco llamativos nos planteamos el reto de crear una propuesta escénica atractiva e innovadora: Dar a conocer un instrumento poco conocido y valorado y una poesía que se aleja de los cánones imperantes (incluso para la llamada poesía joven) son las inquietudes -convergentes en este proyecto- de un profesor de conservatorio y una actriz de larga trayectoria.

Lejos de la habitual propuesta declamatoria, en Tenían veinte años… proponemos una interpretación narrada de los poemas, utilizando una expresividad más cercana al lenguaje común de la calle.
Nuestra interpretación confiere un menor dramatismo a la dicción que la declamación clásica: La voz rompe el verso y lo convierte en prosa en una aparente relajación dramática.
Pero se trata en realidad de enfatizar la intimidad -entendida como aquello que se hace para sí mismo, de tratar el poema como si se leyera en voz baja, para adentro, o en todo caso en un diálogo relajado y en confianza.
Tratamos, en definitiva, de conferir naturalidad al hecho poético, de aproximarlo a la cotidianidad de la voz al tiempo que se le añade una nueva interpretación, distinta a la del poeta.


También pueden interesarte

Φ – NCB Cut1

Deja tu opinión:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.