Cómo se fabrica un instrumento de metal

¿Te has preguntado alguna vez cómo se ha fabricado tu instrumento? Visitar una fábrica de instrumentos musicales -en este caso de viento-metal- es una experiencia altamente recomendable. Conocer los materiales sin manipular, observar las partes que lo componen sin ensamblar y ver el proceso de fabricación nos ayuda a comprender qué estamos tocando y cómo funciona. En internet se pueden encontrar reportajes que lo explican, pero la experiencia de verlo in situ no es comparable…

Ha llovido bastante desde que visité la fábrica de Miraphone junto a Pablo Fernández y sus alumnos.  Yo, que soy de natural curioso y disfruto averiguando cómo funcionan las cosas, lo pasé en grande conociendo el proceso de fabricación y probando todas las tubas del catálogo, que la casa pone a disposición de sus visitantes en una sala acondicionada para ello.

En aquel momento mi afición a la fotografía no era la de ahora, así que las fotos que tomé entonces con mi teléfono no tienen la calidad que me gustaría hoy, y de hecho muchos de los pasos del proceso de fabricación no aparecen por este motivo, muy a mi pesar. Aún así, el reportaje ha servido para poder ilustrar este post.

En el principio fue el latón….

Lo primero a destacar son los materiales. Entrar en un almacén lleno de bobinas de latón en plancha y tubos de innumerables diametros llama la atención. Resulta un poco difícil hacerse a la idea de que todo aquel metal almacenado y de alguna manera inerte terminará siendo algo tan bello como un instrumento que servirá para hacer musica. Pero así es.

Rollos de latón Tubos de latón

El proceso de fabricación no es lineal. Las distintas partes del instrumento toman forma en sus respectivos departamentos. Así, la campana, el cuerpo y la maquinaria se fabrican por separado para posteriormente ser ensambladas. Como hay distintos modelos que comparten alguno de estos componentes resulta muy sencillo tener un stock mínimo de piezas y montarlos según demanda.

Campana

Los componentes se hacen por remesas; el día de nuestra visita estaban fabricando campanas de trombón, como se puede observar.

La construcción de la campana comienza en la sala de patronaje. Aunque pueda parecer increíble lo que aparece en esta fotografía son patrones para fabricar campanas de los distintos instrumentos.

Patrones de campanas

A partir de estos patrones se cortan las planchas con la forma que terminará teniendo la campana una vez sea curvada , como las de esta estantería.

Planchas cortadas

El siguiente paso es doblar la plancha (foto izquierda) y a continuación soldar el lado contrario para unir los dos extremos y convertir la superficie plana en un tubo. La soldadura no se hace borde contra borde, sino se que practican muescas en ambos lados, que se engarzan entre sí para reforzar la unión. A continuación se pica  sobre un molde la plancha ya convertida en tubo para dar la forma a la campana. Finalmente se trabaja la unión de la soldadura para que se haga imperceptible al tacto (ya que suele traspasar visualmente), primero a mano y posteriormente sobre el torno (foto derecha):

Campanas dobladas Campana torno

El resultado es una campana preparada para su ensamblaje con el resto del instrumento:

Campana detalle 1 Campanas

Cuerpo

Los tubos que componen el cuerpo de los instrumentos se hacen a partir de unas matrices que dan el ensanchamiento necesario para cada una de las piezas que lo compondrán.

Matrices tubos

Una de las partes más complicadas del proceso de fabricación de los instrumentos es  el curvado de los tubos. Para este proceso se utilizan varios métodos. Normarmente se rellena con algún material (habitualmente arena) que ayude a curvarlo sin doblarlo. En primer lugar se curva el tubo con ayuda de una máquina especializada (imagen izquierda) A continuación se introduce en un molde cerrado y se le inyecta agua a presión para eliminar las arrugas que haya podido dejar la primera parte del proceso.

Doblado de tubos 1 Doblado de tubos 2

El resultado es un tubo curvado preparado para su ensamblaje…..

Tubos en carretilla

 

Continuará….

 

Tipos de válvulas: pistón de caja

Uno de los primitivos tipos de pistones que más llama mi atención y del que más difícil resulta compilar información y hacerse una idea es lo que en inglés se denomina box piston, al cual se identifica en muchos trabajos con el sistema patentado por Stözel y Blühmel en 1818 y del cual ya hablo en otros artículos de esta serie.

No obstante, ahondando en este tema llego a la conclusión de que existen dos sistemas de válvulas aplicadas a los instrumentos de viento-metal bajo la denominación box valves: por un lado el ya mencionado sistema de Blühmel patentado en Prusia conjuntamente con Stözel y por otro el sistema de patente americana de 1872 de Benjamin F. Quinby. Pero vayamos poco a poco:

¿Box = Caja?

La gran desventaja que tenemos los tubistas castellanoparlantes respecto a los angloparlantes es la grave escasez de información sobre estos temas en nuestro idioma  y, añadido a ello, la inexactitud en los conceptos que comporta cualquier traducción.

Parece evidente que la traducción más simple de box piston sea “pistón de caja”. Blühmel se refiere a ello como Kastenventile, cuya traducción literal es , precisamente “válvula de caja” y aunque la patente americana habla de Improvement in Military Brass Instruments (mejora para los instrumentos militares), su forma, como veremos más adelante, nos remite inevitablemente a  la “caja” y por ese motivo utilizaremos esta denominación en ambos casos.

El concepto “caja” nos evoca la idea de un objeto cuya principar característica es la forma cúbica o  angulosa, y así sucede en ambos casos. Pero mientras el kastenventile de Blühmel consiste en un sistema de pistones cúbicos el de Quinby se basaba en tuberías montadas sobre pletinas planas que se ensamblaban en una, esta vez sí, caja.

Pistón de caja de Blühmel

Antecedentes e invención

El pistón de caja fue desarrollado por Blühmel alrededor de 1817, cuando ya llevaba varios años experimentando con sistemas de tipo rotatorio (cilindros). Durante esa misma época Stözel trabajaba en una válvula “tubular”.

Para evitar posibles confusiones y conflictos, ambos constructores decidieron presentar una patente conjunta. Así, el 6 de Abril de 1818 se registró en la oficina Prusiana una solicitud de patente con una duración de diez años para la implementación de válvulas “tubulares” y también “de caja” en trompetas, trombones y trompas.

Descripción y Características técnicas

El pistón de caja de Blühmel tenía forma cúbica y de ahí su nombre. Su principal ventaja era la eficiencia en la conducción del aire a través del sistema de tuberías, lo que teóricamente resultaba mejor a nivel acústico que el pistón tubular de Stözel.

Sin embargo las desventajas que presentaba fueron lo suficientemente importantes como para abandonar muy pronto su utilización: La forma cúbica de estos pistones dificultaba mucho la precisión en su construcción, sobretodo teniendo en cuenta lo rudimentario de la maquinaria de la época. También la velocidad de acción de este sistema era mucho más lenta que en el pistón tubular, debido a la mayor superficie de contacto y la falta de precisión que acabamos de comentar.

Lamentablemente parece que no se han conservado instrumentos con este sistema, ya que por lo visto sólo fue incorporado a unas pocas trompas.

Pistón de caja de Quinby

En Estados Unidos se estuvieron utilizando instrumentos dotados de  válvulas rotatorias o pistones berlineses hasta la llegada del sistema Périnet al nuevo continente durante la década de 1860. A partir de aquel momento fue el sistema más implementado a los instrumentos. No obstante, teniendo en cuenta la inventiva generalizada y el afán experimentatorio que se vivió durante todo el s. XIX todavía quedaban soluciones alternativas que aportar.Corneta BFQuinby

Invención

El 9 de Abril de 1872 se registraba en EE.UU. la patente para una “Mejora en los intrumentos militares de viento-metal” por parte de Benjamin F. Quimby. La mejora consistía en dotar a los instrumentos de un sistema de tres válvulas para conseguir la escala cromática completa.

Piston de caja BFQuinby
Detalle del funcionamiento del sistema de caja de B.F. Quinby.

Lo interesante de esta propuesta es el modo de alojar las válvulas que modifican el recorrido del aire, ensamblando los tubos mediante pletinas rectas y alojando todo el mecanismo en un compartimento rectangular. En la parte superior de la válvula se aloja un muelle que devuelve el mecanismo a la posición original.

La solución, cuanto menos, era diferente a todas las adoptadas hasta entonces, pero el hecho de que los pistones périnet ya fuesen la opción mayoritaria desbancó esta nueva solución “de caja”, que fue usada en unas cuantas cornetas sin mayor éxito.

 
 
Fuentes:
http://orgs.usd.edu/nmm/UtleyPages/Utleyfaq/brassfaq.html
http://www.public.asu.edu/~jqerics/earlval.htm
http://www.angelfire.com/music2/thecornetcompendium/index.html
http://www.rugs-n-relics.com/Brass/cornets/1872-BoxValveCnt.html
E. Mende (1978). Arbre Généalogique illustré des cuivres européens. BIM

Tipos de válvulas: pistón berlines

Piston Berlinés
Detalle de una tuba con sistema de pistón berlinés.

El pistón berlinés fue desarrollado entre 1827 y 1833 por Stözel y Wieprecht, aunque cada uno de ellos lo concibió de manera independiente y con algunas diferencias en sus respectivos diseños. Fue precisamente Wieprecht quién en 1835 lo incorporó al primer modelo de tuba del que se tiene constancia en el registro de patentes.

Este tipo de pistón se basaba en el primitivo pistón de caja que el mismo Stözel había inventado una década antes, pero con la ventaja de una mayor facilidad de construcción y mantenimiento. Por otro lado, la gran masa y el diametro del pistón berlinés ralentizaban su acción, motivo por el cual solía incorporarse a instrumentos graves y solo raramente en trompas.

La característica más destacable de este tipo de pistón es que la tubería principal  y la secundaria se sitúan en el mismo plano -de manera similar a como ocurre en los cilindros-, y por este motivo es más voluminoso y ancho que otros tipos de pistón. De hecho, el mecanismo de “desviación” del flujo de aire es muy similar entre el cilindro rotatorio y el pistón berlinés, tal como puede observarse en el siguiente esquema:

Ejemplo 1 Ejemplo 2
esquema piston berlines A esquema piston berlines B

En el primer ejemplo, el aire pasa por la tubería principal sin desviarse hacia la tubería secundaria ya que encuentra la pared del pistón. De hecho, esta configuración podría pertenecer perfectamente a un cilindro rotatorio, que en su caso, al girar 90º desviaría el aire. En el caso del pistón berlinés, por el contrario, existen dos cámaras, una superior y otra inferior, con las paredes alineadas en distintos ángulos. En el ejemplo 2 el aire se desvía hacia la tubería secundaria antes de volver a la primaria.

El principal inconveniente del pistón berlinés era la diferencia de respuesta entre unos armónicos y otros, lo que provocaba importantes diferencias en el color del sonido. Por este motivo, dejó de utilizarse a finales del s. XIX.

Fuentes:
http://orgs.usd.edu/nmm/UtleyPages/Utleyfaq/brassfaqBerlin.html
http://www.public.asu.edu/~jqerics/earlval.htm
http://www.rjmartz.com/horns/berliner/berliner.htm
http://www.angelfire.com/music2/thecornetcompendium/index.html
http://musikmuseum.dk/1TUB1.HTM

Tipos de válvulas

Esta serie de artículos sirve como complemento a la serie de  “Historia de la Tuba”, que publiqué hace ya algún tiempo. El primer artículo de la serie de traducciones sobre la historia de la tuba comenzaba así:

La primera tuba apareció oficialmente en 1835, patentada por Wieprecht y Moritz, afinada en Fa y con cinco válvulas Berlinesas.

Siendo sincero, he de reconocer que cuando lo escribí no tenía la menor idea de qué son esas “válvulas berlinesas” que incorporaba la más antigua de las tubas, así que publiqué el artículo con la condición autoimpuesta de profundizar en ese extraño componente. Varios meses e indagaciones después ya tengo más claro el concepto y estoy en disposición de compartir con vosotros información sobre el asunto. Pero al tirar del hilo para conocer esta válvula se me han presentado otros muchos tipos, así que lo que iba a ser un artículo se ha convertido en una serie que poco a poco iré ampliando.

La revolución de los metales

old brass bandEl s. XIX supone un punto de inflexión en el desarrollo de los instrumentos de metal. La cantidad y variedad de instrumentos que se inventaron en este periodo es abrumadora, tanto como para hablar de un boom. Bugles, figles, saxhorns, tubas…. Los inventores desarrollan familias enteras, de las que algunos instrumentos destacan y permanecen hoy en día y otros muchos -la gran mayoría- se convirtieron rápidamente en extrañas piezas de colección.

Para modificar la longitud del tubo y conseguir así completar la escala cromática en estos instrumentos se utilizaron sistemas de llaves, que acortaban su longitud, o válvulas que añadían tramos extra de tubería. La válvula se mostró pronto como la mejor opción, ya que preserva mejor las características tímbricas y mecánicas aún modificando la longitud del tubo. Si la carrera por el desarrollo de instrumentos fue frenética, el desarrollo de las válvulas fue otro ámbito de investigación prolífico. Desde 1815 hasta bien entrado el s. XX se desarrollaron un buen número de válvulas que con diversas formas y sistemas permitieron modificar la longitud de los instrumentos de metal.

¿Válvula, pistón o cilindro?

En primer lugar hay que aclarar términos, ya que la traducción siempre implica cierta posibilidad de confusión (traduttore traditore, que dicen los italianos), y más en cuestiones técnicas como la que nos ocupa. En notas a pie de página ya expuse la diferencia entre estas tres palabras que, si bien se refieren a lo que podríamos llamar “mecanismos de control de longitud de tubería” significan cosas distintas y se refieren a mecanismos concretos. Vayamos una a una:

  • Válvula: Según el diccionario de la RAE es un “Mecanismo que regula el flujo de la comunicación entre dos partes de una máquina o sistema.”  Por tanto, en lo que se refiere a instrumentos musicales de viento-metal se trata de un nombre genérico para cualquier sistema de maquinaria, independientemente del mecanismo que incorpore, ya sea de pistones o cilindros de cualquier tipo.BerlinHorn
  • Pistón: El pistón es un tipo de válvula, cuya característica principal es que su acción se ejerce mediante un movimiento rectilíneo, habitualmente arriba-abajo. Por norma general, los instrumentos modernos que incorporan pistones los accionan directamente a través de un botón unido a uno de los extremos de los pistones. A lo largo del s. XIX se inventaron muchos tipos de válvulas, la mayoría de ellas de tipo pistón, como los pistones de Stozel, las válvulas vienesas o el pistón berlinés.  Hoy en día, salvo raras excepciones (como las trompas vienesas que incorporan -cómo no- pisones vieneses), todos los instrumentos están dotados de pistones de tipo Perinet.
  • Cilindro: Se trata del otro tipo de válvula que ha llegado masivamente hasta nuestros días. Ciertamente, en España llamamos así a las válvulas cuya acción es rotatoria en lugar de rectilínea, y el uso de esta palabra está completamente estandarizado, aunque también se le llama de palas o de paletas. Este tipo de válvula no se acciona directamente (a excepción de algunos instrumentos, como las cornetas militares), sino que el mecanismo consta de un conjunto de palancas y bielas que transforman el movimiento rectilíneo de los dedos accionando las paletas en el movimiento propiamente rotatorio de las válvulas.

Historia de la tuba – Oficleido

En vista del éxito que han tenido las traducciones dedicadas al serpentón, os traigo esta vez el capítulo dedicado al siguiente antecesor de la tuba: el oficleido.

Invención

Jean-Hilaire Asté, más conocido como Halary, creó en 1817 un nuevo miembro de la familia de los bugles de llaves. Lo llamó “oficleido” que significa “serpiente con llaves” [de las palabras griegas Φίδι y κλειδί ].

A pesar de los evidentes avances en varios sentidos, la patente no le fue concedida hasta 1821 con el argumento de que solamente se trataba del basse guerrière de Dumas mejorado, aunque éste solo era un clarinete con una afinación más grave. El oficleido estaba construido en metal e incorporaba largas llaves y botones, de una manera similar al saxofón, pero continuaba tocándose con una boquilla  de copa [como las que emplean los instrumentos de viento metal].

El bugle de llaves original había sido producido por primera vez en 1810 por Joseph Hallyday en Irlanda y se cree que propuso a Hallary, que era constructor de instrumentos, copiarlo, por lo que éste construyó una familia de tres instrumentos, de los cuales los dos más graves resultaron ser los oficleidos alto y bajo. El oficleido bajo se popularizó y fue construido en Do y Si bemol. Habitualmente estaban dotados de once llaves, otros incorporaron una duodécima aunque sin gran repercusión y algunos contaban solamente con nueve llaves. También se construyeron algunos modelos contrabajos en Fa y Mi bemol.

Funcionamiento

ophicleide

Todos ellos eran capaces de desarrollar cromáticamente un registro de al menos tres octavas completas. En vista de que no necesitaba orificios que fueran accionados directamente con los dedos, éstos pudieron ser ensanchados hasta la proporción correcta y situados en la posición más idónea.

El oficleido fue utilizado en la orquesta con más éxito que ningún otro de los instrumentos que le precedieron [serpentón, fagot ruso, bass-horn], aunque no los sustituyó completamente. Tenía un sonido potente y el estilo interpretativo legato que lo caracterizaba se mantuvo por parte de los tubistas de las primeras décadas. La afinación era uno de sus puntos más débiles, especialmente cuanto más se acortaba el tubo.

No se recuerdan grandes intérpretes del oficleido, pero Jean Pròspere Guivier fue solista a menudo en los Promenade Concerts de Londres durante la segunda mitad del siglo, y fue considerado un virtuoso del más alto nivel.

A menudo sustituía al serpentón o al fagot en sus partes, incluso algunos solos podían ser adaptados de otros instrumentos. Algunas de las obras que solicitaron específicamente oficleido fueron:

  • Berlioz: Benvenuto Cellini (1838)
  • Mendelssohn: Sueño de una noche de verano (1832)
  • Mendelssohn: Elijah (1846)
  • Schumann: Das Paradies und die Peri (1843)
Imagen de previsualización de YouTube

Fragmento traducido de: Kent Mason, J. (1977). The tuba handbook (pags. 12-15). Ontario: Sonante Publications.